Salvemos a las abejas

Continuando con el artículo de la primera edición

Nuestra privilegiada ubicación geográfica ha permitido que desde la región Caribe hasta la Cuenca Amazónica, y en la mayoría de los pisos térmicos del país, se encuentren según el SIB (Sistema de Información de la Biodiversidad en Colombia), 398 especies distintas de abejas; una cifra elevada comparada con la de los demás países del mundo.

Esto genera la posibilidad de favorecer al planeta si se realizan estudios adecuados y hay un apoyo profesional especializado para el análisis del tema. Así encontraremos especies más fuertes y resistentes que puedan contribuir a solucionar el desorden del colapso de las colonias. La mayor cantidad de los insectos habitan en los Andes colombianos, por encima de los 2.500 msnm. De éstas, por lo menos quince mil, son especies nuevas o no conocidas para la ciencia, por otro lado, la guía busca concientizar a las personas sobre la importancia de estos polinizadores nativos, los cuales hacen parte de la biodiversidad colombiana de modo que permita valorar los servicios ambientales que prestan las abejas a los ecosistemas andinos.

Es importante tomar medidas pertinentes para detener este fenómeno que afecta gravemente el equilibrio ambiental y pone en riesgo el sistema de alimentación mundial. Por ejemplo, en Inglaterra desde el año pasado se han dejado de utilizar pesticidas que incluyan en sus componentes el “Neonicotinoide” y el “Imidacloprid”, que ha sido relacionado con las muertes. En Francia se prohibió el uso del “Gaucho”, químico asociado con la mortandad de las abejas de esta región y en cuyos componentes también aparece el “Imidacloprid”.

En Australia se adelantan estudios para desarrollar genéticamente abejas más fuertes y resistentes a las condiciones climáticas y a los pesticidas usados en los cultivos, además de controles en los aeropuertos para evitar la llegada y propagación del ácaro Varroa. Teniendo en cuenta que en Colombia la actividad agropecuaria es de mayor intensidad, es necesario tener leyes y políticas ambientales mucho más controladas y específicas que protejan la biodiversidad.

Es importante brindar capacitación y buscar apoyo internacional para el manejo de agroquímicos y sus respectivos desechos, que de no tener el debido manejo pueden desatar un desastre ambiental mayor. En la actualidad nosotros los colombianos pensamos que las abejas son peligrosas, pues en algunas regiones del país, estos insectos se encuentran “Africanizados” ya que son un poco más sensibles al ruido y calor, sin embargo, lo que no sabemos es que esto se produce por el estrés de los químicos y la perturbación sonora que nosotros los seres humanos generamos. Por eso, debemos concientizarnos de que toda especie existe por alguna razón, recuerda que las abejas son las encargadas de la polinización del 90% de los cultivos en Colombia y el mundo.

Por ello, las entidades encargadas del tema pueden aumentar el apoyo a políticas que promuevan los cultivos de flores silvestres, plantas ornamentales y jardines comunitarios en sectores urbanos, brindando alternativas alimenticias más saludables y económicas, generando un espacio para la vida de abejas y otros insectos en zonas urbanas. También podemos solicitar ayuda internacional, trabajando de la mano con las universidades para formular proyectos que disminuyan el impacto ecológico y fortalezcan la agricultura ecológica en el país.

Medicina - Farmacéutica

Ingeniería Aeronáutica

Ingeniaría Automotriz

Inglés - Hoteleria y Tursimo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top