Cuestion de humanidad

Los animales más cercanos a nosotros son como niños, seres vivos inocentes e indefensos que están a nuestra merced. 

La manera en que tratamos a los animales refleja nuestro nivel de nobleza, nuestra capacidad de sentir compasión y solidaridad con los más débiles. Así como en gran medida se ha vencido al racismo, superar el especismo es un desafío ético en los tiempos actuales. Los animales son nuestros hermanos y primos en la larga historia de la evolución de la vida en la tierra. Somos más parecidos a ellos de lo que creemos, nuestro genoma es en un 99% igual al de los chimpancés, los mamíferos como nosotros y las aves también poseen un sistema nervioso complejo. Como dice el escritor Fernando Vallejo, “Ellos sienten el hambre, la angustia, el miedo y el dolor igual que nosotros. Los animales no son seres insensibles, objetos inanimados, son seres vivos con emociones e inteligencia cuya vida deberíamos respetar”. Además de los grandes logros humanos, nuestro cerebro también ha ocasionado grandes males a la naturaleza y a las otras especies, nuestra inevitable expansión y capacidad de dominio han sometido a los animales que a lo largo de la historia nos han servido como mascotas, fuente de ingresos económicos y alimento.

La evolución de las especies ha sido dolorosa y la violencia era inevitable para sobrevivir, se podría comprender que en tiempos pasados con la ignorancia científica y las necesidades del momento se abusara de los animales, pero en esta época en que podemos acceder con facilidad a la información y tenemos más opciones alimenticias, parece absurdo que sigamos en lo mismo. Explotamos a los animales de muchas maneras, los torturamos y asesinamos no solo para obtener nuestro alimento sino para vestirnos con sus pieles, para entretenernos con ellos en el zoológico o en el circo, incluso los tenemos como mascotas en condiciones no apropiadas.

En esta época en que parece que debemos tomar conciencia en muchos temas o se acerca el fin de la vida como la conocemos, sería un gran paso trascender el especismo, que es la concepción de que solo nos deben importar los seres humanos, nuestra especie, y que las demás no importan y podemos aprovecharnos de ellas y aniquilarlas a conveniencia. Los estudios y las conclusiones en este tema se han enfocado sobre todo en el respeto que se debe tener a la diversidad humana, el no racismo y discriminación, el respeto por la libertad de pensamiento, igualmente por el cuidado del medio ambiente y el planeta.

El de los animales es un tema de bioética, de entender que no hacerlos sufrir sin necesidad, no hacerles el mal solo por satisfacer nuestros caprichos, es algo que nos ennoblece como humanos. El deber de no maltratarlos por diversión o por sus pieles debería ser ya una ley universal, el tema de la alimentación por supuesto es más complejo y está continuamente sujeto a polémicas. Los que están en contra del vegetarianismo y el veganismo argumentan que comer carne demuestra el dominio del hombre sobre la naturaleza, que la carne fue fundamental para nuestro desarrollo cerebral y que sin proteína animal nos descompensamos físicamente. Que el mundo no es un jardín de rosas y ese tipo de prácticas alimenticias eran y son inevitables. Además que toda la especie humana no podría alimentarse si se eliminara la proteína animal. Puede que estos argumentos sean coherentes, sin embargo esta es una cuestión que debe ir más allá de los beneficios que obtenemos como seres humanos, de la preocupación por nosotros mismos, precisamente esto es especismo, darle absoluta prioridad a nuestra conveniencia.

La cuestión con los animales es de grandeza ética, no hacer sufrir sin necesidad al que siente dolor como nosotros es un acto de generosidad, de sensibilidad, de ponernos en la piel de los otros. Un animal fuerte mata a otro por supervivencia, no de manera calculada, sistemática, exagerada, innecesaria, torturándolo una vida entera. Actualmente la mayoría de los seres humanos recordamos con gran indignación el holocausto de la segunda guerra mundial y la violencia racista en general, los seres humanos hemos sometido a los animales en un holocausto que no tiene fin en la manera que los torturan en los mataderos. Algunos documentales que circulan por Internet, entre ellos el popular “Earthlings”, muestran claramente la crueldad que sufren los animales en los procesos industriales de los “mataderos”. 

Las condiciones a las que son sometidos son aberrantes y muestran la peor cara del ser humano. A la vacas las marcan en la cara, les quitan los cuernos sin anestesia, las hacinan en camiones, deben sufrir un proceso de tortura que les genera demasiado estrés y angustia hasta que son colgadas y degolladas mientras siguen vivas. Las vacas que tienen para producir leche en cantidades industriales se les tiene encerradas toda la vida, les inyectan pesticidas y antibióticos para aumentar su producción lo que le genera graves problemas físicos; muchas mueren en el sufrimiento desmedido de esta sobreexplotación. A los terneros no se les deja salir ya que se pueden acostumbrar a tener un mal hábito alimenticio, teniendo el riesgo de que a los cuatro meses pueden llegar a ser degollados. Qué decir del tratamiento que se le da a los cerdos, les quitan la cola, las orejas, los dientes y son castrados sin anestesia, se les hacina en el transporte y en las granjas lo que incluso les genera comportamientos caníbales. A las hembras se les obliga a parir continuamente generándoles serios problemas físicos, igualmente las degollan sin contemplación.

En la industria avícola le quitan los picos a las gallinas para que en el hacinamiento no se hieran a picotazos, a los pollos se les encierra en jaulas de por vida en donde ni siquiera pueden abrir bien las alas. Los pollos y pavos son golpeados hasta morir.  Un dato a tener en cuenta, en Estados unidos actualmente se consume en un día aproximadamente la misma cantidad de pollo que se consumía en un año en 1930. Por la actual demanda de pescados y mariscos, ya se está agotando la vida marítima con el uso de redes que atrapan todo lo que se mueve en el mar; los océanos además están muy contaminados por los desechos industriales, lo que afecta no solo a los peces sino a los seres humanos que se alimentan de ellos.

También está documentado el tema de los métodos tan crueles con los que se matan a las ballenas y a los delfines en el Japón, y algunos otros países, donde incluso violan leyes internacionales sobre pesca, todo para vender carne “exótica”. Hay que tener en cuenta, que según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en 2006, la ganadería es una de las actividades que más afecta el medio ambiente por la emisión de CO2, metano, y otros gases que afectan la atmósfera.  Esto debido al excremento de las vacas y al sobre pastoreo. Aproximadamente el 30% de las tierras en el mundo son utilizados para ganadería, esto significa que se ha producido una gran deforestación solo por las necesidades de la industria. Por ende es indispensable cuidar a los animales ya que ellos aportan a nuestro ecosistema.

Medicina - Farmacéutica

Ingeniería Aeronáutica

Ingeniaría Automotriz

Inglés - Hoteleria y Tursimo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top