Psicología

Cuestion de humanidad

Los animales más cercanos a nosotros son como niños, seres vivos inocentes e indefensos que están a nuestra merced. 

La manera en que tratamos a los animales refleja nuestro nivel de nobleza, nuestra capacidad de sentir compasión y solidaridad con los más débiles. Así como en gran medida se ha vencido al racismo, superar el especismo es un desafío ético en los tiempos actuales. Los animales son nuestros hermanos y primos en la larga historia de la evolución de la vida en la tierra. Somos más parecidos a ellos de lo que creemos, nuestro genoma es en un 99% igual al de los chimpancés, los mamíferos como nosotros y las aves también poseen un sistema nervioso complejo. Como dice el escritor Fernando Vallejo, “Ellos sienten el hambre, la angustia, el miedo y el dolor igual que nosotros. Los animales no son seres insensibles, objetos inanimados, son seres vivos con emociones e inteligencia cuya vida deberíamos respetar”. Además de los grandes logros humanos, nuestro cerebro también ha ocasionado grandes males a la naturaleza y a las otras especies, nuestra inevitable expansión y capacidad de dominio han sometido a los animales que a lo largo de la historia nos han servido como mascotas, fuente de ingresos económicos y alimento.

La evolución de las especies ha sido dolorosa y la violencia era inevitable para sobrevivir, se podría comprender que en tiempos pasados con la ignorancia científica y las necesidades del momento se abusara de los animales, pero en esta época en que podemos acceder con facilidad a la información y tenemos más opciones alimenticias, parece absurdo que sigamos en lo mismo. Explotamos a los animales de muchas maneras, los torturamos y asesinamos no solo para obtener nuestro alimento sino para vestirnos con sus pieles, para entretenernos con ellos en el zoológico o en el circo, incluso los tenemos como mascotas en condiciones no apropiadas.

En esta época en que parece que debemos tomar conciencia en muchos temas o se acerca el fin de la vida como la conocemos, sería un gran paso trascender el especismo, que es la concepción de que solo nos deben importar los seres humanos, nuestra especie, y que las demás no importan y podemos aprovecharnos de ellas y aniquilarlas a conveniencia. Los estudios y las conclusiones en este tema se han enfocado sobre todo en el respeto que se debe tener a la diversidad humana, el no racismo y discriminación, el respeto por la libertad de pensamiento, igualmente por el cuidado del medio ambiente y el planeta.

El de los animales es un tema de bioética, de entender que no hacerlos sufrir sin necesidad, no hacerles el mal solo por satisfacer nuestros caprichos, es algo que nos ennoblece como humanos. El deber de no maltratarlos por diversión o por sus pieles debería ser ya una ley universal, el tema de la alimentación por supuesto es más complejo y está continuamente sujeto a polémicas. Los que están en contra del vegetarianismo y el veganismo argumentan que comer carne demuestra el dominio del hombre sobre la naturaleza, que la carne fue fundamental para nuestro desarrollo cerebral y que sin proteína animal nos descompensamos físicamente. Que el mundo no es un jardín de rosas y ese tipo de prácticas alimenticias eran y son inevitables. Además que toda la especie humana no podría alimentarse si se eliminara la proteína animal. Puede que estos argumentos sean coherentes, sin embargo esta es una cuestión que debe ir más allá de los beneficios que obtenemos como seres humanos, de la preocupación por nosotros mismos, precisamente esto es especismo, darle absoluta prioridad a nuestra conveniencia.

La cuestión con los animales es de grandeza ética, no hacer sufrir sin necesidad al que siente dolor como nosotros es un acto de generosidad, de sensibilidad, de ponernos en la piel de los otros. Un animal fuerte mata a otro por supervivencia, no de manera calculada, sistemática, exagerada, innecesaria, torturándolo una vida entera. Actualmente la mayoría de los seres humanos recordamos con gran indignación el holocausto de la segunda guerra mundial y la violencia racista en general, los seres humanos hemos sometido a los animales en un holocausto que no tiene fin en la manera que los torturan en los mataderos. Algunos documentales que circulan por Internet, entre ellos el popular “Earthlings”, muestran claramente la crueldad que sufren los animales en los procesos industriales de los “mataderos”. 

Las condiciones a las que son sometidos son aberrantes y muestran la peor cara del ser humano. A la vacas las marcan en la cara, les quitan los cuernos sin anestesia, las hacinan en camiones, deben sufrir un proceso de tortura que les genera demasiado estrés y angustia hasta que son colgadas y degolladas mientras siguen vivas. Las vacas que tienen para producir leche en cantidades industriales se les tiene encerradas toda la vida, les inyectan pesticidas y antibióticos para aumentar su producción lo que le genera graves problemas físicos; muchas mueren en el sufrimiento desmedido de esta sobreexplotación. A los terneros no se les deja salir ya que se pueden acostumbrar a tener un mal hábito alimenticio, teniendo el riesgo de que a los cuatro meses pueden llegar a ser degollados. Qué decir del tratamiento que se le da a los cerdos, les quitan la cola, las orejas, los dientes y son castrados sin anestesia, se les hacina en el transporte y en las granjas lo que incluso les genera comportamientos caníbales. A las hembras se les obliga a parir continuamente generándoles serios problemas físicos, igualmente las degollan sin contemplación.

En la industria avícola le quitan los picos a las gallinas para que en el hacinamiento no se hieran a picotazos, a los pollos se les encierra en jaulas de por vida en donde ni siquiera pueden abrir bien las alas. Los pollos y pavos son golpeados hasta morir.  Un dato a tener en cuenta, en Estados unidos actualmente se consume en un día aproximadamente la misma cantidad de pollo que se consumía en un año en 1930. Por la actual demanda de pescados y mariscos, ya se está agotando la vida marítima con el uso de redes que atrapan todo lo que se mueve en el mar; los océanos además están muy contaminados por los desechos industriales, lo que afecta no solo a los peces sino a los seres humanos que se alimentan de ellos.

También está documentado el tema de los métodos tan crueles con los que se matan a las ballenas y a los delfines en el Japón, y algunos otros países, donde incluso violan leyes internacionales sobre pesca, todo para vender carne “exótica”. Hay que tener en cuenta, que según datos de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) en 2006, la ganadería es una de las actividades que más afecta el medio ambiente por la emisión de CO2, metano, y otros gases que afectan la atmósfera.  Esto debido al excremento de las vacas y al sobre pastoreo. Aproximadamente el 30% de las tierras en el mundo son utilizados para ganadería, esto significa que se ha producido una gran deforestación solo por las necesidades de la industria. Por ende es indispensable cuidar a los animales ya que ellos aportan a nuestro ecosistema.

La capacidad de la mente humana

Los pensamientos son productos elaborados por la mente que pueden estar relacionados al intelecto o abstracciones de la imaginación. Te invitamos a conocer más de sus extraordinarias funciónes.

En nuestro diario vivir, siempre nos preguntamos nosotros como seres humanos ¿de dónde venimos? ¿Qué nos trajo al mundo y qué nos hace ser completamente humanos? La importancia de cada ser en la tierra es fundamental para crear cambios, novedades, descubrimientos, estudios y un sinfín de cosas que hacen que hagamos parte de la sociedad y nos definamos como seres humanos. Cada uno de nosotros tenemos un propósito en la vida, una meta a donde llegar y un sueño que cumplir, eso complementa la razón del porqué estoy aquí y cuál es mi función con el mundo. Siempre se ha sabido que el humano ha tenido la capacidad de poder organizar y razonar sus haceres cotidianos, de comunicarse manteniendo un lenguaje universal que lo haga vivir en armonía llevándolo a vivir en sociedad y en convivencia. También tiene el poder de reflexionar sobre lo que ha sido su vida y proyectarla hacia un futuro, teniendo un gran poder de trasformación ya sea individual o colectivo que lo rodea. Por ejemplo el preguntarse el origen de todas las cosas, qué lo trajo al mundo, cuál es su propósito y demás, son factores que dieron paso al pensamiento filosófico.

René Descartes, uno de los filósofos más reconocidos mundialmente es considerado como el iniciador de la filosofía racionalista moderna por su planteamiento y resolución del problema, al hallar un fundamento del conocimiento que garantice su certeza. Dentro de sus investigaciones realizó el “Discurso del Método” en 1837, donde quería mostrarle al mundo su proyecto de elaborar una doctrina basada en principios nuevos donde presencian todas las enseñanzas filosóficas que el adquirió, menciona temas de la existencia del ser humano, la realización de las matemáticas que no se aplicaban a investigaciones reales de la vida, el inicio de la geometría, entre otros, que nos exponen una idea de la nueva filosofía racionalista y ciencia moderna de la época. Dentro de sus estudios, Descartes nota que ya nada era como su imaginación se lo decía, sino que todo era real, la naturaleza, los animales, las matemáticas y hasta en sí el mismo ser humano, por eso se pudo evidenciar, que el ser humano puede llegar a dudar de todo, pero no puede dudar de sus dudas, y como dudar es pensar, no podemos dudar de qué pensamos.

De aquí surgió que el pensamiento es nuestra primera certidumbre, que nos lleva a la certeza de nuestra existencia: “Pienso, luego existo”. El ser existe al menos como cosa pensante y razonable. La existencia del pensamiento es un concepto claro y distinto, una verdad evidente que sirve como punto de partida para la evolución humana. Dios es el ser perfecto que ha puesto en nuestro pensamiento la idea de perfección, de aquí es que podemos responder todas esas inquietudes de quienes somos, por qué vinimos, a dónde vamos. El método que propuso René, para todas las ciencias y disciplinas, consiste en descomponer los problemas complejos en partes progresivamente más sencillas hasta encontrar sus elementos básicos, que le darán la razón al pensamiento.

Por otro lado, Tomas Willis, Médico inglés profesor en la Universidad de Oxford, estudió en especial el sistema nervioso y dio nombre a diversas estructuras anatómicas. Estableció una clasificación de los nervios craneales, que estuvo en vigor durante más de un siglo describiendo la circulación cerebral. Entre sus principales obras se destaca “La Anatomía del cerebro”, en la que se evidencia que el cerebro es el centro de nuestros movimientos voluntarios y cómo mediante de él pensamos y existimos. El cerebro es el que da todas las órdenes al organismo, alguna de ellas para movernos y otras para tomar razón de nuestros comportamientos y decisiones, todo depende de nuestro pensamiento y el control que tengamos sobre este.

Nosotros los humanos, somos apasionados y entregadas que viven como si no existiera un mañana, nuestro comportamiento es el producto del entorno que nos rodea, aprendido de nuestras experiencias, adquirimos fácil los conocimientos científicos para crear cambios en nuestro planeta y más allá para seguir evolucionando como seres humanos. Primero necesitamos tener un cerebro para llevar a cabo nuestros pensamientos y empezar a actuar, por eso es que el dicho de René es verídico en el trascurso de nuestras actividades cotidianas. Somos el producto de nuestros genes y ambiente, de numerosas interacciones diarias y la búsqueda para entender la esencia de nuestra procedencia, traemos consigo descubrimientos científicos que nos hacen evidenciar que cada día hay ciencia en nuestro vivir al igual que en el ser humano.

Cuando un bebé es traído al mundo, empieza a ver todo lo que lo rodea adquiriendo conocimiento de lo que ve, escucha y siente, la ciencia en sí misma se va produciendo genéticamente llevándonos a un mundo real. Esta es el mayor esfuerzo colectivo que la humanidad ha emprendido desde sus antepasados.

¿Qué es el miedo?

El miedo es aquel sentimiento que se experimenta en muchos contextos de la vida, no solo lo vive un individuo, lo vivimos todos por la condición de ser humanos. Esta sensación de angustia puede ser superada y manejada. Conoce como muchos famosos de Hollywood han utilizado sus miedos para sacar adelante sus proyectos.

El miedo es una sensación que nos hace valorar más la vida, el temor a dejar de existir está presente en todos los seres humanos. Aunque parezca extraño el miedo es necesario para adaptarnos al entorno y poder vivir mejor. En la antigüedad, el hombre se enfrentaba al miedo cuando decidió salir de las cavernas y enfrentarse con el mundo real, siendo uno de los instantes más importantes para la humanidad; en ese entonces el planeta era un espacio desconocido, precisamente todo lo que rodeaba a la especie representaba un peligro, ese fue el momento cumbre en el que la valentía del hombre hizo posible nuestra evolución hasta el día de hoy. El miedo es una sensación provocada por la presencia de un peligro que puede ser real o imaginario, gracias a esta respuesta natural, el ser humano y muchas especies han logrado reaccionar ante el riesgo y garantizar su supervivencia. Esta sensación se convirtió en una acción benéfica evolutivamente, ya que permitió que el hombre relacionara situaciones de riesgo previniendo nuevos peligros, lo cual ha sido una herramienta fundamental para adaptarse al entorno.

Este sentimiento incómodo y en ocasiones difícil de controlar, puede aparecer debido a una experiencia que ocurrió en el pasado; también puede ser un miedo irreal, que solo está en la mente del individuo; este genera en quien lo padece todo tipo de reacciones, desde parálisis y ataques de ansiedad hasta manifestaciones de violencia. 

Si se analiza el sistema adaptativo de la humanidad, esta sensación aparece como un mecanismo de defensa. Los seres humanos tienen grabado en su ADN todas aquellas experiencias traumáticas del pasado que permitieron a sus antepasados preservar su existencia, esto es simple lógica evolutiva. Los primeros habitantes de la tierra se vieron enfrentados a múltiples situaciones de riesgo, en las que estuvieron obligados a reaccionar y responder con mayor rapidez y eficacia para mantenerse con vida. Cuando una persona siente miedo, el cuerpo sufre una transformación interna sorprendente, el corazón bombea sangre a gran velocidad llevando adrenalina a las células; aumenta la actividad cerebral, los niveles de glucosa y la presión arterial. Las pupilas se dilatan para que entre más luz y se pueda ver mejor, la atención se fija en el objeto amenazante, mientras la sangre fluye a los músculos exteriores principalmente a las piernas. Se experimenta además temblor, taquicardia y sudoración. El cerebro desactiva parcialmente todas aquellas funciones no esenciales, los riñones pierden su sincronización, por eso, es común que algunas personas se orinen involuntariamente. Todo ocurre en cuestión de segundos, es la reacción del organismo para facilitar la respuesta ante situaciones de inseguridad.

Sabiendo esto, es normal que una persona en una situación de extremo peligro sea capaz de mover objetos considerablemente pesados, huir a gran velocidad o soportar altos niveles de dolor. En esos momentos podemos ver al cuerpo y la mente en un estado de excitación extrema mostrando todo su poder. Pero por otro lado, los miedos y fobias pueden llegar a convertirse en un verdadero problema para cientos de personas que los padecen; lo positivo es que existen diferentes tratamientos psicológicos que ayudan a superar los temores y mejorar la calidad de vida. Por ende, la mejor manera de combatir un miedo es naturalizándolo, aceptarlo en el momento del peligro y no dejarlo trascender.

Existe un método terapéutico que a través de la influencia del lenguaje positivo en el cerebro, puede transformar el subconsciente, eliminar miedos y creencias equivocadas para mejorar la autoestima. Como resultado el paciente cambia su conducta de manera asertiva y sin la necesidad de consumir medicamentos. Este tratamiento tiene muchos seguidores a nivel mundial y es conocido como Programación Neurolingüística (PNL).
El miedo nos hace más humanos, ya que en las situaciones de peligro, sentimos angustia desmesurada de que aquello nos lleve a dejar de existir. Esta y otras sensaciones nos recuerdan que estamos vivos y que la naturaleza siempre tiende a prevalecer. 

Estos personajes importantes, decidieron tomar sus miedos y hacer algo favorable con ellos, la mejor manera de convertir un problema en una oportunidad para alcanzar el éxito. Alfred Hitchcock, uno de los cineastas y productores más aclamados de la historia, conocido como “El padre del suspenso”, que llevó a la pantalla gigante joyas del cine como Birds y Psicosis, padecía de un miedo “repugnante” a los huevos. Aun así, los huevos y las aves son elementos que aparecieron estratégicamente en algunas de sus obras.

En su vida manifestaba: “Los huevos me dan miedo, algo más que miedo, me repugnan. Esas cosas blancas, redondas, sin agujeros. “¿Alguna vez han visto algo más asqueroso que la yema rota de un huevo rebosando ese líquido amarillo?”, por estas frases célebres y sus inmensas filmaciones es que lo recordamos con orgullo por la frecuente presentación de los huevos.

Steven Spielberg, famoso director de cine, creador de películas mundialmente reconocidas como E.T el extraterrestre y Tiburón, ha expresado abiertamente que le teme a los insectos y a las alturas, curiosamente estos elementos son característicos en los personajes y hechos de sus historias. “En la vida real, yo nunca podría ser Indiana Jones. Tengo miedo a las alturas, una enorme fobia a las arañas y ya desde antes de la película Tiburón, un gran respeto al mar abierto”.

Por otro lado, Walter Elias Disney (Walt Disney), es una de las muestras más claras de cómo convertir un defecto en una oportunidad, se dice que tenía fobia a los ratones. Este prestigioso productor, director, guionista y animador, pasó a la historia por el personaje de Mickey Mouse, una caricatura precisamente inspirada en este animal.

Estos personajes además de haber creado cosas extraordinarias, han podido superar sus miedos combinándolos con sus pasiones; proceso que sería oportuno aplicar en la actualidad que vive esta sociedad, que cada vez es más temerosa, con casos de sujetos con múltiples miedos, que se aíslan y se encierran en sus hogares por temor a lo que pueda suceder en el exterior. Por eso, debemos intentar superarlos y afrontarlos de la manera adecuada para sentir adrenalina y felicidad.

La ley de atracción

Lo que piensas, lo que sientes y lo que manifiestas siempre coincide todas las veces,  sin excepción. Cuando comienzas a entender la ley de atracción sabrás que eres el creador de tu realidad.

Para muchas personas, el pasar por momentos difíciles es sinónimo de perderlo todo, sin embargo, debería ser considerado como una oportunidad de mejora, de crecimiento personal y profesional. Es por eso que Rhonda Byrne, autora del reconocido libro el secreto señala como “El universo es creado por cada individuo, es decir somos autores de nuestras realidades pasadas, las presentes y parte de las futuras pues cada quien es responsable de momentos amargos o felices”. Las leyes naturales del universo son aquellas que rigen a todos por igual, todos tenemos ese poder especial de cambiar lo negativo por lo positivo, trayendo a la vida prosperidad y felicidad.

El secreto de hacer realidad lo que se desea ha sido revelado y así como fue utilizado por grandes personajes de la historia universal como Platón, Newton, Ludwig van Beethoven entre otros, también puede ser utilizado por ti, este secreto se le llama ley de atracción, la cual consiste en que todo lo que se piensa de alguna manera se cumple, es decir “Todo lo que llega a tu vida es porque tú lo has atraído. Y lo has atraído por las imágenes que tienes en tu mente. Es lo que piensas. Todo lo que piensas lo atraes” Bob Proctor.

La actitud e imaginación positiva desde que inicia su día hasta que termina debe ser firme, así como lo define la corriente del Nuevo Pensamiento, puesto que ésta fortalece la idea de la mente sana, dando como resultado salud y sentimientos buenos para el cuerpo. Se escuchan a diario comentarios negativos de personas frustradas por su situación cotidiana, ya sea por temas económicos, laborales, sentimentales o de salud.

Éstas quizás no hayan conocido acerca del secreto, puesto que la ley de atracción es la encargada de que se materialicen cada uno de nuestros pensamientos, a largo o corto plazo, sin importar si son buenos o malos, pues la imaginación es como un imán para la ley de atracción. Es por ello, que en el mundo existen personas que han sido modelos a seguir por sus destrezas a nivel político, económico, científico o social. Poniendo en contraste la amarga situación para algunos, también vale la pena destacar a personajes que gracias al ambiente que los rodea han acumulado riqueza sin saber que, de uno u otro modo esa felicidad y pensamientos positivos, atraen prosperidad y éxito a cada uno de los proyectos a los que se han enfrentado. Al existir pensamientos de abundancia y riqueza, al no permitir que en sus mentes arraiguen pensamientos contradictorios, en ella, predominan pensamientos de abundancias, dando órdenes de manera indirecta a su subconsciente; razón por la cual, en el momento en el que una persona adinerada pierde su fortuna, al poco tiempo la vuelve a recuperar, pues su imaginación positiva hace que el gran poder de la ley de atracción esté a su favor.

Stephen Hawking por su parte es considerado como un modelo a seguir a nivel científico, gracias a sus descubrimientos y aportes a la ciencia, pues desde 1962 cuando obtuvo los títulos de matemático y físico ha realizado grandes trabajos que han tenido notables éxitos. Años después de su graduación, le diagnosticaron un trastorno degenerativo neuromuscular, donde le informaban que la enfermedad acabaría con su vida; sin embargo, para sorpresas de muchos, hizo de su enfermedad una herramienta para empezar a explorar su intelecto sacando provecho y beneficios no solo para él, sino para el mundo entero. Pese a su limitación física actual, esta mente brillante ha tenido innumerables aciertos dando como resultado un mundo con mayor conocimiento y logrando ser un modelo a seguir.

El poder infinito que tenemos todos los seres humanos, ha sido aprovechado por muy pocas personas, Stephen Hawking, es uno de los afortunados que ha tenido toda la actitud positiva para enfrentarse a grandes retos, convirtiendo sus ideas en hechos. En Colombia, han sido muchas las personas que han dejado en alto el nombre del país, ejemplo de ello son los innumerables artistas, escritores, líderes y científicos (entre otros) tal como el premio nobel de literatura Gabriel García Márquez, que desde muy corta edad se enfrentó a numerosos retos para llevar a la realidad sus ideales. Nació en Aracataca Magdalena, donde el acceso a este municipio en su época era un poco complicado, pero eso no impidió que García Márquez obtuviera el reconocimiento más destacado que se le puede dar a un escritor, el premio nobel de literatura. Aunque en muchas ocasiones él señalaba que el camino no fue fácil, siempre su mejor escudo era la constancia y pasión con la que escribía, pues desde muy pequeño tenía claro que quería ser uno de los más leídos, y así lo consiguió. Sus pensamientos positivos se materializaron, convirtiéndose en uno de los más destacados a nivel mundial. Los recursos económicos no fueron un impedimento para hacer realidad lo deseado, su buena energía, organización, y mucho estudio fueron su arma principal.

La ley de atracción es aquel recurso que puede ser utilizado por todos, pues en el momento que se visualiza lo deseado, todo se materializará en el momento indicado. Es por ello, que lo primero que se debe hacer es ordenarle al universo ¿Qué quiere en realidad? ¿Cómo quiere su vida? después de tener esto claro se procede a creer en aquello que no se ve, la clave está en tener fe y de esta manera recibir, es decir, sentirse ahora como si lo estuviera disfrutando. El poder que tienen las ideas es mucho más grande de lo que nos imaginamos. No hay excusa alguna para no hacer realidad cada uno de nuestros sueños, si en este momento de la vida hay problemas, saca lo positivo, porque las lecciones aprendidas valen más que el oro, puesto que si insistes en tus pensamientos negativos, estos terminarán materializándose. Además, si le damos importancia a estos, atraerás preocupaciones sobre los mismos y se multiplicarán.

Ya para finalizar, es importante tener en cuenta que la ley de atracción señala que pensamientos actuales están creando tu vida futura, estos pensamientos ya sean positivos o negativos se plasmarán. Por eso, te invito a pensar con una actitud positiva, a tratarte y respetarte como lo más valioso y preciado, para que de esta forma le ordenes al universo éxitos y prosperidad.

¿Cuál es el secreto de la felicidad?

¿Qué es la felicidad? Se ha relacionado a esta sensación el  hedonismo, la compañía de los seres queridos y trabajar en lo que nos gusta; esto es acertado pero la razón va más allá.

La psicología contemporánea ha definido estrategias para que los seres humanos alcancemos mayores niveles de bienestar que faciliten nuestro paso por la vida. La búsqueda de la felicidad debió obsesionar al hombre desde sus inicios como ser vivo con cerebro desarrollado y al hacerse preguntas sobre su situación en el mundo, llegó a reflexionar largamente sobre la felicidad, la tristeza y su significado.

Se sabe que la felicidad no puede ser permanente, entre otras cosas porque no podríamos diferenciarla de otros estados de ánimo; sin embargo, según psicólogos si se puede obtener un bienestar emocional de base que nos permita afrontar la vida de la mejor manera. Hoy en día podemos adquirir aparatos electrónicos con múltiples funciones, tenemos sistemas de educación, salud y transporte; no obstante, estudios sobre el nivel de felicidad en las poblaciones ha demostrado que estos factores externos no influyen decididamente en el bienestar de los individuos.

En general no somos más felices ahora que hace 50 años, no son necesariamente más felices los habitantes de los países adinerados que los de bajos recursos. Tradicionalmente se concibe la felicidad con tener más salud, dinero y amor, los últimos estudios en psicología demuestran que los dos primeros factores no son determinantes para obtener una mayor satisfacción. En cambio, la clave principal de la felicidad es el amor, ya que este trasciende obstaculos y deseos egoístas, llevándolos a un estado de ánimo pleno.

Psicología positiva

A finales de los años 90’s un grupo de prestigiosos psicólogos estadounidenses, liderados por Martin Seligman, Ex director de la Asociación Americana de Psicología, decidieron dar un viraje a las investigaciones de las que se ocupaba su disciplina. Anteriormente los psicólogos se preocupaban por analizar la depresión y otros estados mentales que perjudicaban la vida funcional de los individuos, pero ellos decidieron complementar esto con estudios sobre los factores que proporcionan mayor felicidad a las personas. A esta rama se le denominó “Psicología positiva”.

Seligman estableció tres elementos en los que se puede descomponer el concepto de felicidad, el primero es “La vida de placer” la que nos hace reír y nos genera satisfacción inmediata.
Al segundo lo llamó “La vida comprometida”, esto tiene que ver con la atención y la pasión que se le dedica a las actividades del día a día, al trabajo, a las relaciones familiares y de amistad, etc.
El tercero, “El sentido de la vida”, tiene que ver con los ideales que van más allá del bienestar individual como buscar la solución al problema de la miseria en el mundo, encontrando la cura para enfermedades terminales, entre otros.

Estos psicólogos concluyeron que el primer elemento no es suficiente para vivir con una satisfacción duradera, los llamados “Placeres mundanos”, como ver televisión o salir a comprar ropa, nos dan una satisfacción inmediata pero nos dejan con la sensación de querer más. Cuando obtenemos un objeto material no nos sentimos satisfechos, al igual que los niños cuando les das un juguete, ya que se cansan pronto de el y quieren sustituirlo.

Los psicólogos actuales le llaman a esto la “Rueda del hedonismo”, porque los individuos después de obtener dinero o placer se adaptan y siempre desean más. El segundo elemento nos genera una especie de sensación de plenitud constante, el fijar toda la atención en lo que se está haciendo en el presente, nos desconecta de las preocupaciones que normalmente residen en el pasado o en el futuro.

Si estamos concentrados plenamente en lo que estamos haciendo en el momento, en el trabajo, con la familia, etc., obtendremos una sensación de bienestar más duradera que está más allá del placer inmediato.

 

Medicina - Farmacéutica

Ingeniería Aeronáutica

Ingeniaría Automotriz

Inglés - Hoteleria y Tursimo

Template Settings

Theme Colors

Blue Red Green Oranges Pink

Layout

Wide Boxed Framed Rounded
Patterns for Layour: Boxed, Framed, Rounded
Top